¿Sabías que la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluye que el ozono es el desinfectante más eficaz contra los diferentes coronavirus  y todo tipo de microorganismo? ¡Es el biocida más rápido y el único que no deja residuos contaminantes!

Historia del Ozono

CONOZCA EL OZONO, UN GAS CON MÁS DE UN SIGLO DE VIDA

En la naturaleza el ozono se produce en las capas más altas de la atmosfera principalmente por la interacción del oxígeno con la luz ultravioleta que llega del Sol. Esta capa de ozono tiene la capacidad de absorber gran parte de las radiaciones ultravioletas que son potencialmente perjudiciales para la vida, a la vez que inmuniza al planeta de agentes patógenos, basura espacial y meteoritos que sean atraídos por la gravedad terrestre, de esta forma logra un equilibrio ecológico en la tierra. 

Martinus Van Marum (1750-1837)

Martinus Van Marum (1750-1837)

Cristian Friedrich Schonbein (1799-1868)

Cristian Friedrich Schonbein (1799-1868)

Las terapias con ozono datan ya por más de un siglo. La primera vez que se hace referencia del ozono fue en el 1785 por el físico Holandés Martinus Van Marum (1750-1837), al percibir un olor peculiar que se generaba cerca de las maquinas electrostáticas, al igual que le sucedió años más tarde, en 1801 a Ciusank al efectuar la hidrólisis del agua. El origen etimológico del nombre de ozono, bautizado así en 1840 por el químico Alemán Cristian Friedrich Schonbein (1799-1868), deriva del verbo Griego ¨OZEIN¨ qué significa ¨OLER¨, ya que este gas presenta un olor muy característico, único y punzante para nuestros receptores olfatorios a partir de una concentración umbral de 0,01 ppm (partes por millón=mg/ltro), por debajo de esta concentración no puede ser olido y cuando su concentración supera las 0,1 ppm tiene un leve efecto irritante para los seres vivos.

Werner Von Siemens (1816-1892)

Werner Von Siemens (1816-1892)

Artificialmente se puede generar usando la misma luz ultravioleta (UV), o por métodos eléctricos, la mayor parte de los generadores de ozono se fundamentan en el principio del generador de Werner Von Siemens (1857) basado en producir descargas eléctricas de alto voltaje en el interior de un flujo de oxígeno con lo que se obtiene un 5% de ozono puro, lo que es suficiente para la completa desinfección.

Justus Baron Von Liebig (1803-1873)

Justus Baron Von Liebig (1803-1873)

En la segunda década del siglo XX, otro alemán, el químico Justus Baron Von Liebig (1803-1873), estudió las aplicaciones del ozono para uso humano. Luego, fueron los rusos quienes aceleraron las investigaciones de esta nueva medicina y transfirieron los conocimientos a los países aliados como Cuba, Aunque también se expandió en el resto del mundo, sobre todo después de la II Guerra Mundial.

En 1870, el médico Alemán Lender realizó la primera publicación sobre efectos biológicos prácticos referidos a la desinfección de las aguas. En 1873, Fox descubre la capacidad de este agente químico para la eliminación de microorganismos. Existen evidencias como desinfectantes a partir del 1881, de acuerdo a lo mencionado por el Doctor Kellogg en su libro sobre Difteria. En 1892 los Doctores Luth y Thauerkauf fundan en Alemania el instituto de Oxigeno-Ozonoterapia y publican los primeros trabajos en animales.

La primera constancia bibliográfica del uso del ozono en medicina data entre 1915-1918, cuando el Doctor R. Wolff cirujano jefe de los servicios médicos del ejército alemán, comenzó a realizar limpieza y desinfección de las heridas de guerra a través de la ozonoterapia.

Generador de ozono de Nikola Tesla

Generador de ozono de Nikola Tesla

En 1950, Haüsler invento un generador de ozono para uso médico que permitiría la dosificación exacta de las mezclas de ozono-oxigeno. Este hallazgo fue decisivo en la terapéutica, pues es necesario aplicar una dosis adecuada de ozono para evitar la peroxidación excesiva que pudiese ocasionar daño en las membranas celulares, esta dosificación varía desde 1 a 100mg de ozono/litro de oxigeno de acuerdo a la vía de administración y la patología en cuestión.

Para 1977 el número de instalaciones de ozono en el mundo había aumentado a 1043, más de la mitad ubicadas en Francia. Hoy en día, todavía se prefiere el cloro sobre la desinfección con ozono en agua. Sin embargo, en las últimas décadas, la aplicación de ozono ha comenzado a aumentar nuevamente. Esto fue causado por el descubrimiento de trihalometanos (THM) como un subproducto dañino de la desinfección con cloro en 1973. Otro problema fue el aumento de micro contaminantes orgánicos disruptivos y apenas removibles en las aguas superficiales. Estos compuestos fueron oxidados por el ozono más rápidamente que por el cloro. Por lo tanto, los científicos comenzaron a estudiar la eficacia del ozono como desinfectante alternativos tanto a través del agua como del aire.

En España actualmente se practica la ozonoterapia en 15 de sus comunidades autónomas, siempre en conformidad a los requisitos previamente establecidos por la Consejeria de sanidad de cada comunidad. 

El uso del ozono en medicina continúa en países como Alemania, Italia, México, Rusia, Cuba, Bulgaria, República Checa, Francia, también en algunos estados de los Estados Unidos, actualmente las terapias medicas con ozono están reconocidas por la Organización Mundial de la Salud – OMS – la cual concluye que el ozono es el desinfectante más eficaz para combatir todos los coronavirus (SARS y MERS) y cualquier tipo de microorganismo patógeno.

Abrir chat